Parto Natural y Respetado. El poder del lenguaje y el pensamiento.

gisela pitura (1).png

El lenguaje que utilizamos cuando estamos embarazadas y el que escuchamos alrededor, incluyendo al de nuestra familia, doctor, amigos puede actuar en nuestra mente y mantenernos en un estado de calma, o al contrario, en un estado de intranquilidad, miedo y estrés..

Un consejo: utiliza las palabras apropiadamente y rodéate de personas que refuercen una visión positiva del embarazo y nacimiento.

Si estás siendo bombardeada por gente que quieren contarte historias terribles sobre su parto que acabo en césarea y violencia diles amorosamente que prefieres esperar a que nazca tu bebé para que te las cuenten .

Pensamiento, vida y palabras positivas son lo que te van a dar calma en la gestación y además la calma tocará cada aspecto de tu vida personal .

Para realmente vivenciar el concepto de un nacimiento natural y saludable usa palabras que resuenen en esa misma vibración de salud-armonía-amor. Por ejemplo, el lenguaje medico llama a las contracciones que no son de trabajo de parto, contracciones de Braxton Hicks. Cuando las sientas, piénsalas como “preparación del útero para que nazca mi bebé” .

Expansión suena mejor que contracción.

Otro tema es la fecha probable de parto, que es en realidad fecha “improbable de parto” (95% de las mujeres dan a luz en una fecha distinta ) así que mejor ni digas ni pienses en un día específico.
Piensa por ejemplo mi bebé nacerá en la segunda mitad de Agosto, o incluso, mi bebé nacerá en el mes de Agosto, mi bebé nacerá cuando se sienta listo!.

El mencionar fechas probables, hace que los familiares y amigos estén constantemente preguntando cuándo nace el bebé; esto puede llevar a la madre a un estado de ansiedad y tensión .

Sería bueno que los médicos y personas que asisten el parto digan “tendrás una sensación en el vientre” en lugar de decir “sentirás dolor con cada contracción”, y que se utilice el término “liberación de membranas” en lugar del tan contundente: “Rompiste fuente”.

Es importante pensar además, en el momento del nacimiento, en términos de “respirar” y “soltar” menos que “pujar”, y en términos de “abrir” y no tanto “dilatar”.

Es más lindo referirse al ser humano que se forma como eso, “bebé en desarrollo” o “bebé que no ha nacido”, en lugar de “feto”, y es más lindo también decir “mamá por primera vez” que “primípara”, o aún peor ¡primípara añosa”… ¿o no?. La lista puede ser bastante larga, habrá que dar una revisada a términos sumamente alarmantes como “placenta vieja o calcificada”. ¿Por qué no nos dicen los obstetras que la placenta está madura pero no por ello insuficiente, o que tiene anormales acumulaciones de calcio?.

En fin, por último me gustaría referir una término importantísimo, que podría ser la gran diferencia para mamás y papás en situaciones de tensión:

El bebé no “sufre complicaciones” y el embarazo no “se complica”. Podemos pensar más claramente para tomar mejores decisiones cuando nos decimos (y el obstetra nos dice) que nuestro hijo o embarazo está pasando por una “circunstancia especial”.

Las cosas como son, dicen, pero en cuestiones de embarazos y bebés, los conceptos pueden ser siempre dos cosas, y puedes elegir cuál de las dos quieres que sea.

#embarazoconsciente

Gisela Pitura

Mamá de Paz, Nutricionista Holística Naturista MAT 1219

Si necesitas ayuda con un programa de alimentación durante el embarazo, ingresando en www.nutricionistagiselapitura.com podrás descargarte el plan de alimentación para esta hermosa etapa!

Cualquier consulta no dudes en escribirme!

 

 

Combinación de Proteínas

Combinacion de proteinas vegetales

En esta ocasión escribo para desmitificar la idea de que las proteínas solo se obtienen de los alimentos animales. Esto solo no es cierto, sino que recomiendo consumir proteínas vegetales para no tener que lidiar con los problemas de salud que podemos padecer al consumir alimentos de origen animal.

Se puede obtener proteínas de alimentos vegetales de igual calidad a las que derivan de productos de origen animal, la clave está en complementarlas.

Combinar proteínas

No todas las proteínas vegetales son iguales, sino que algunas son incompletas porque determinado aminoácido esencial se ausenta, mientras que en otras este animoácido está presente y falta otro. Así, el aminoácido que falta en una proteína o que se encuentra presente en escasa cantidad, se denomina aminoácido limitante.

Conociendo cuál o cuáles son los aminoácidos limitantes de determinados alimentos y buscando fuentes que sí contengan él o los mismos, podemos combinar proteínas incompletas para obtener una proteína completa.

A continuación te muestro los aminoácidos esenciales que faltan en determinados alimentos y en qué otros alimentos podemos encontrarlos para complementar proteínas:

450_1000

 

Cómo complementar proteínas

Complementar no es más que combinar alimentos para obtener entre ambos una proteína completa. Así, teniendo en cuenta los aminoácidos limitantes de diferentes grupos de alimentos, como se mostró anteriormente, podemos ver que justamente los aminoácidos que faltan en las legumbres están presentes en los cereales, y que otros alimentos como los frutos secos y los vegetales también pueden ayudarnos a obtener los aminoácidos de bajo nivel en los cereales, por ejemplo.

Así, diferentes estrategias para complementar proteínas son como las muestro en la imagen inicial de este post:

    • Ejemplos!
      Legumbres + cereales
      Frutos secos y semillas + lácteos vegetales
      Legumbres + frutos secos
      Cereales integrales + lácteos vegetales
      Frutos secos y semillas + cereales integrales
Hay muchas opciones para obtener proteínas de alimentos vegetales de igual calidad a la que nos ofrecen los alimentos de origen animal, sólo es necesario conocer los nutrientes de cada ingredientes y complementar proteínas.

Para más información descargá un plan de alimentación a tu medida en http://www.nutricionistagiselapitura.com

¿Los lácteos son malos para la salud?

Esta es una consulta muy habitual y a la vez, bastante cuestionada. Es que hay voces a favor y en contra sobre el consumo de leche y lácteos en general una vez que hemos pasado la etapa de la lactancia cuando somos bebés.
 
Algunos pueden decir que es la única forma de incorporar calcio a nuestra dieta, pero por el otro lado, estamos lo que afirmamos que no es preciso y que el ser humano es la única especie que sigue consumiendo leche después del “destete”.
Stationery (4)

Desde que somos pequeños nos han metido esa idea en la cabeza: bebe leche para crecer sano y fuerte. Si no comes quesos, tus huesos estarán débiles. Si no consumes yogur, no te crecerán los dientes. Por lo general solemos tener una visión muy positiva sobre estos productos lácteos. Sin embargo, algunos científicos están desmitificando esta idea.

Esta comprobado que los lácteos causan enfermedades autoinmunes y alergias, por ejemplo. La gente come sin culpa porque cree que son buenos para su salud. Tanto la obesidad como los problemas cardíacos, la diabetes tipo 1 y 2 y las infecciones pueden ser producto del consumo de lácteos.

La Escuela de Harvard de Salud Pública eliminó la leche de su guía de alimentación saludable, llamada Healthy Eating Plate, sustituyéndola por agua, preferentemente.

Con esto, Harvard envió un mensaje fuerte al USDA (Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) y expertos en todo el mundo con el lanzamiento de su guía, misma que reemplaza la pirámide alimenticia.

Los expertos en nutrición e investigadores de la universidad la realizaron, basada en una nutrición sana, libre de la presión política y grupos de la industria que podrían verse afectados.

La mayor prueba de ello es la ausencia total de productos lácteos, debido a que “un alto consumo de estos alimentos aumenta significativamente los riesgos de padecer cáncer de próstata y cáncer de ovario”.

En su guía Healthy Eating Plate también mencionó que los altos niveles de grasas saturadas en la mayoría de los productos lácteos y los componentes químicos de su producción les hace un alimento para evitar. Deben ser sustituidos por hortalizas de hojas verdes, coliflor, brócoli, entre otros, frutos secos, semillas y granos de diversas especies, para producir el calcio necesario y de calidad.

Por otra parte, se relaciona a la leche y derivados con la obtención del calcio, como si fuera la única fuente que podemos encontrar los humanos para mantenernos saludables. Lo cierto es que si bien los lácteos tienen proteínas y calcio, también se ha comprobado que son la causa de la osteoporosis, porque lo que proporciona al cuerpo provoca balances negativos en el organismo. Para resumir, la leche tiene varios componentes que necesitas, pero no precisas la leche para obtenerlos.

El consumo de lácteos genera, según algunas investigaciones, enfermedades mamarias, genitourinarias, neurológicas, digestivas, autoinmunes, alérgicas, de la piel, celular, oftalmológicas, reumáticas, en las uñas, infecciosas, endócrinas y hematológicas.

También se sabe que la caseína, principal contenido de la leche vacuna, promueve el desarrollo de las tres etapas del cáncer: iniciación, promoción y progresión.

¿Qué hacer frente al consumo de lácteos?

Este artículo no trata de crear pánico en los lectores ni que dejen de un día para el otro de consumir lácteos pensando que por ello van a tener cáncer u otras enfermedades. Más que nada es para obtener información diferente a la que estamos acostumbrados a leer o escuchar en los medios de comunicación. Nadie niega que la leche para muchos puede resultar deliciosa y que se pueden hacer muchas recetas en base a ella, pero puede haber un consumo más responsable o intercambiar con otros alimentos para una dieta más equilibrada.

 

Lic. Gisela Pitura

Nutricionista Holística Naturista

Matrícula 1219

MACA ANDINA, la conocés?

Maca andina

En la medicina tradicional peruana, la maca es recomendada para el tratamiento de la anemia, la tuberculosis, el cáncer de estómago, el síndrome de fatiga crónica, la pérdida de memoria, los desórdenes menstruales, los síntomas de la menopausia, impotencia y disfunción sexual, entre otras…
 
De los 18 aminoácidos encontrados en la raíz, 7 son esenciales y se encuentran en concentraciones superiores a las otras raíces y tubérculos y son cercanas a las encontradas en la leche humana.
Los minerales también son abundantes, resaltando las concentraciones de potasio, asi como de calcio y hierro.
En la maca se ha encontrado vitaminas en altas concentraciones, especialmente en niacina (B3) y en menor proporción tiamina (B1), riboflavina (B2) y vitamina C.
El alto valor nutritivo de la maca comparado a otros alimentos de consumo cotidiano son la razón por lo cual es utilizada como suplemento alimenticio.

De acuerdo a estudios la maca podría utilizarse para combatir la anemia y como estimulante de la formación de glóbulos rojos.

Aumenta la fuerza y resistencia, es excelente en deportistas.

Es un fortalecedor y rejuvenecedor para todo el sistema endocrino, favorece y ayuda al cuerpo en la creación de sus propias hormonas en la correcta proporción para cada una. Se conoce que sus efectos sobre el sistema endocrino actúan a través del hipotálamo mejorando el sistema inmunitario y reproductivo.

Sus propiedades niveladoras de la producción hormonal la convierten en un alimento beneficioso para aliviar los síntomas antes, durante y después la menopausia.

El stress ya sea físico o mental, afecta al hipotálamo causando un incremento en la producción de la hormona del stress (cortisol). Si bien cierto nivel de cortisol es necesario para la supervivencia adaptativa, niveles altos  tiene numerosos efectos negativos en digestión, glucosa y metabolismo graso, obesidad y sobrepeso, insomnio, problemas de memoria, falta de concentración, cansancio, disfunción sexual y muchos más. La Maca, puede ayudar al balance, fortalecimiento y soporte de cualquier área del cuerpo bajo compromiso debido al stress, ya que promueve el equilibrio bioquímico interno del cuerpo.

Como consumirla?
Podemos conseguirla en polvo o harina (en el norte se consume como tubérculo), en tiendas naturistas y dietéticas principalmente.
Podemos consumirla espolvoreada sobre los alimentos en el desayuno, en licuados, en budines, etc. Entre 1 y 3 cucharaditas al día, especialmente para aquellos días en los que sentimos venimos bajos de energía,o síndrome premenstrual o si se consume habitualmente, descansar unos días y continuar.
Lic. Gisela Pitura
MP 1219
Descargá tu plan de alimentación en http://www.nutricionistagiselapitura.com