Cuidar nuestro intestino para sanar.

intestino-de-lado

Asma, artritis, formas de autismo, obesidad, déficit atencional, alergias, cáncer del colon, diabetes, dermatitis. Las enfermedades de hoy podrían tener la misma causa: un desbalance de las bacterias intestinales que se produce, mayormente, por lo que comemos. La pregunta es: ¿Tan radical es la alimentación en la salud? Y aquí hay que reflexionar sobre el precio que está pagando la sociedad moderna por el confort de lo inmediato.

La mayoría de las enfermedades tienen un componente inmunológico e inflamatorio y muchas parten en el mismo lugar: el intestino.

Este órgano es muy importante para la salud humana porque ahí está alojado el 70% de las células inmunes del cuerpo. Y estas células, que son las encargadas de que el cuerpo reaccione y responda al medio ambiente, se comunican directamente con las bacterias, o macrobiota, que están alojadas en el intestino. Estas bacterias son de suma importancia, y hay que cuidarlas para que puedan comunicarse de manera sana con el sistema inmune.
Estas bacterias se pueden cuidar sobre todo a través de la alimentación. Primero, evitando el exceso de azúcar refinado, que está presente en la gran mayoría de productos procesados con otros nombres, como el jarabe de maíz, por ejemplo. Hay que pensar que el azúcar no refinado se compone de seis moléculas, mientras que la blanca solo de una. Eso implica un cambio brutal en la composición del alimento que termina por dañar la salud.

 

¿Por qué el azúcar refinado es tan dañino?
Entre otras cosas, porque es el principal alimento de un hongo que se puede establecer en el intestino, llamado cándida. Este hongo o levadura puede multiplicarse y terminar colonizándolo y, con ello, generar un desbalance serio en la macrobiota, con síntomas muy inespecíficos que no siempre responden a un solo diagnóstico: desde la falta de ánimo y de energía, hasta dolores musculares que la gente no se explica. La falta de equilibrio en la macrobiota es de tal importancia, que puede terminar causando obesidad, asma, artritis, déficit atencional, alergia. Incluso formas de autismo o cáncer del colon.

En mi vida profesional me ha tocado ver enfermedades autoinmunes como lupus, causada por sacarina, trastornos autísticos por colorantes artificiales, cuadros de fatiga crónica por uso prolongado de antibióticos, cuadros dermatológicos severos por gluten, entre otras patologías.

Uno pensaría que estas enfermedades son genéticas, pero este tipo de patologías son causadas por una respuesta inmune que tiene que ver con la inflamación, que es gran parte de esta respuesta. Esto quiere decir que hay agentes externos que están entrando al organismo y que están provocando una respuesta inflamatoria. Esos agentes, entre otros, están en los ingredientes que comemos día a día. Porque ya no comemos alimentos, sino ingredientes. Durante estos últimos años y muy marcadamente después de la segunda guerra, la industria alimentaria pasó a ser una verdadera potencia mundial, que representa un porcentaje muy importante de la economía. Allí no solo se produce alimentos. Se crean alimentos, sabores, colores, texturas, se disimulan sabores, etc. Todo esto, como un agregado a un alimento supuestamente natural. Allí entran saborizantes, que imprimen un sabor, estabilizantes, antioxidantes, colorantes, preservantes. Todos son elementos que tienen una estructura química determinada, que diariamente entran a nuestro sistema. ¿Cómo está reaccionando nuestra flora intestinal cuando, a diario, tragamos saborizantes o colorantes? No lo sabemos. Es un campo en activa investigación.
Hay más factores que influyen, pero los preservantes, saborizantes, colorantes son grandes responsables de la causa de estas enfermedades, como también los edulcorantes y aditivos. Todos ellos son agentes extraños que el sistema inmune no reconoce y genera una respuesta inflamatoria, generando una serie de respuestas en cadena. El edulcorante, por ejemplo, engorda más que el azúcar, porque está compuesto por químicos que generan una serie de respuestas metabólicas.

Por ejemplo, en la obesidad lo que sucede es que la inflamación que se produce en el intestino “apaga” una hormona llamada leptina. Y las leptinas te avisan cuando ya estás satisfecho. Si una persona tiene esa señal “apagada”, puede comer y tardarse muchísimo más en sentirse satisfecho. Puede ser muy peligroso. Es hasta cruel ver cómo niños con obesidad son alimentados con bebidas llenas de edulcorante.
El uso de fertilizantes y pesticidas, antibióticos y hormonas en animales, manipulación genética de semillas, etc. pueden tener efectos adversos en la salud del consumidor. Por eso es tan importante comer, en la medida de lo posible, productos orgánicos, de cultivo agroecológico.

Además, está el uso de antibióticos que se recetan en medicina. En una época anterior fueron de mucha ayuda para las enfermedades infecciosas, pero su uso invariablemente barre con esta flora intestinal tan importante.

Una persona con enfermedades de este tipo podría disminuir sus síntomas si cambiara su alimentación por completo.
¿Por qué están aumentando las alergias alimentarias?
Aunque la lactancia es considerada como un factor protector, se ha visto que cada vez más lactantes padecen alergias alimentarias, especialmente a la proteína de leche de vaca, aunque nunca ellos la hayan consumido directamente. La explicación precisamente tiene que ver con el órgano más importante del sistema inmune: el intestino, ya sea del bebé o de la madre. Aquí, cuatro claves para entender el fenómeno.

  1. Tipo de nacimiento:que un niño nazca por parto vaginal o por cesárea, puede marcar la diferencia, por el tipo de bacterias que enfrenta el bebé. Si es por cesárea, el primer contacto es con bacterias cutáneas –por la piel de la madre– y serán ese tipo de bacterias las que colonicen el intestino del bebé. Mientras que si nace por parto vaginal, serán bacterias provenientes de la vía gastrointestinal y reproductiva de la madre.
  2. Uso de antibióticos en el embarazo:el uso de este medicamento, especialmente cuando es para afecciones respiratorias, incide en el desbalance de la flora intestinal de la madre: los antibióticos barren con todo tipo de bacterias, sin diferenciar las buenas o las malas. Por ende, durante la lactancia, ella traspasará proteínas y células que traen información genética de desbalance bacteriano, lo que el intestino del lactante asumirá como propio.
  3. Uso de aditivos en la alimentación:estos desequilibran la flora microbiota intestinal y afectan los mecanismos de tolerancia hacia alimentos.
  4. fenómenos epigenéticos:es decir, que la expresión de un gen se vea alterada por factores ambientales. Eso puede resultar en que el organismo reconozca como peligroso un alimento que no lo es. La tolerancia se desarrolla desde el comienzo de la alimentación y se piensa que incluso desde la vida intrauterina, por eso la alimentación de la madre es tan importante.

 

Intolerancia al trigo: cada vez más frecuente 
El consumo del gluten es un factor importante en una variedad de condiciones, no solo de la enfermedad celíaca clásica, sino también de la intolerancia al gluten que causa bastante malestar. Estas patologías se han hecho cada vez más frecuentes; un aumento que tiene que ver, primero, con que el diagnóstico es menos complejo que antes, ya no se necesita realizar biopsias intestinales, sino solo marcadores en la sangre, pero, además, con otros factores: el trigo frecuentemente tiene modificaciones genéticas y, por otra parte, los cambios sustanciales en el equilibrio de la flora intestinal hacen que sea menos digerible.

Los síntomas de la intolerancia al gluten son exceso de gases, flatulencia, fatiga muscular, dolores articulares, dolores de cabeza, constipación o diarrea, además de cansancio, debilidad muscular, calambres, dolores de cabeza, trastornos cutáneos como eczema y picazón. En la práctica diaria, me encuentro con personas que expresan ser sensibles al gluten por haber mejorado de muchas molestias con una dieta sin gluten. Aunque no se ha confirmado con exámenes de laboratorio, esta afirmación debe ser considerada de gran valor. Especialmente cuando, al reintroducir el gluten, se desencadena una serie de síntomas que habían desaparecido. Al parecer hay otros factores que pueden incidir en esta respuesta al gluten. Uno de ellos podría ser que en la industria del pan se use un exceso de gluten en la elaboración de este, además de harinas enriquecidas. También está el uso de distintas semillas de trigo en esta industria. Muchas semillas, por razones agrícolas, son genéticamente modificadas. Ya no comemos lo que nos da la madre natura y digerir todos estos elementos implica un esfuerzo enorme para el intestino.

www.nutricionistagiselapitura.com

BENEFICIOS DE BEBER PASTO DE TRIGO

hierba-15.jpg

La clorofila es uno de los compuestos fundamentales de todas las plantas. Es el elemento principal en la fisiología de la vida vegetal.

La clorofila es una sustancia rica en magnesio cuya fórmula es similar a la de la hemoglobina de la sangre. La única diferencia que existe entre la molécula de clorofila y la de la sangre es un átomo central que en la sangre es de hierro y en la clorofila, de magnesio.
La clorofila tiene grandes propiedades terapéuticas:

  • Purifica la sangre.
  • Combate la anemia.
  • Es rejuvenecedora y vitalizante.
  • Estimula al sistema inmune.
  • Ayuda a tratar el reuma
  • Normaliza la presión sanguínea.
  • Reduce los niveles de colesterol y los triglicéridos.
  • Combate el estreñimiento.
  • Combate los malos olores, tanto del cuerpo como de la boca, gracias a las sales de magnesio que contiene.
  • Es anticancerígena ya que ayuda a eliminar toxinas que ingresan a nuestro organismo a través de los alimentos.
  • Tiene un alto contenido de vitaminas A, E y C, que la convierten en un potente antioxidante y también en un efectivo antiinflamatorio.

El pasto de trigo o “Wheatgrass” es un germinado de trigo compuesto por 19 tipos de aminoácidos, más de 90 minerales, cerca de 30 enzimas y un 70% de clorofila. Es considerado un súper alimento debido a la cantidad de vitaminas y minerales que posee. Además, es apto para celíacos porque aunque sea trigo no tiene gluten ya que éste se encuentra en la semilla.
¿Cómo germinar y consumir Wheatgrass en casa?

Mira el tutorial en mi canal de youtube, búscalo cómo Nutricionista Gisela Pitura & Centro Holístico

Cualquier duda recordá que estamos a un solo click de distancia.

www.nutricionistagiselapitura.com

facebook/nutricionistagiselapitura

Un PLAN DETOX para arrancar la rutina con todo!

Stationery (6)

Un PLAN DETOX para arrancar la rutina con todo
¿El finde largo o las vacaciones te pasaron factura?
Si sólo se trata de dos o tres kilos, volverás a tu peso, desintoxicarás tu organismo y comerás mejor con los buenos consejos nutricionales que te propongo.
Tu estómago y tu organismo necesitan recuperar sus horarios y su rutina alimenticia. Así que si no la tenías, empezá el año regulando tus horas para comer y, si es posible, para dormir.

Descarga tu programa Detox de 15 días enwww.nutricionistagiselapitura.com

1. Vuelta a la calma

Tu estómago y tu organismo necesitan recuperar sus horarios y su rutina alimenticia. Así que si no la tenías, comenzá regulando tus horas de comer y, si es posible, de sueño (dormir poco aumenta la sensación de hambre). Ahora que volverás a levantarte temprano, desayuná bien para empezar el día con los nutrientes que tu organismo necesita y no acumular un exceso de hambre durante la mañana. Comé fruta entre horas y cená temprano para compensar las digestiones pesadas que ha tenido que soportar tu estómago.

Buenos hábitos. Sentate a comer y masticá despacio los alimentos, harás mejor la digestión e ingerirás menos calorías.

2. No pasés hambre

Esta es la clave para evitar los atracones y para que tu metabolismo siempre funcione en “modo gasto” en lugar de en “modo ahorro”, lo que ocurre cuando te saltás comidas o hacés dietas restrictivas. Aliate con tu hambre y no pasés más de tres o cuatro horas sin comer algo, igual que bebés cuando tenés sed. ¿La clave? Comer siempre alimentos sanos y saciantes (fruta, frutos secos naturales, legumbres, cereales integrales), evitá azúcares de digestión rápida (pan, facturas, golosinas, dulces, etc.).

Gesto detox. Comiendo más veces pero menos cantidad evitarás que tu hígado (el órgano depurativo más importante) trabaje en exceso.

3. Menús detox

Después de haber abusado tanto de las cantidades de comida como de los alimentos demasiado grasos y pesados, de las salsas, los dulces y el alcohol, tu estómago, tu hígado, tu piel y todo tu organismo necesitan una limpieza.

Compensá. Ahora tus menús deben consistir en caldos caseros, frutas y verduras frescas, cereales integrales, legumbres. Todos estos alimentos deben comerse frescos, al vapor, a la plancha o al horno, tenés que descansar de los fritos y los rebozados. Para comenzar el día te recomiendo un desayuno a base de copos de avena, leche vegetal y fruta fresca, o un buen licuado o jugo de frutas!

Comenzar la comida principal y la cena con un caldo vegetal casero, te ayudará a ingerir más líquidos y a limpiarte.

4. Alimentos detox

Para ayudar a tu organismo a depurarse y no añadir calorías extra, llená tu heladera de frutas y verduras frescas, los alimentos detox por excelencia debido a su alto contenido en agua, vitaminas y minerales y su escaso aporte calórico. Entre horas, comé duraznos, cítricos, melón, frutas de efecto detox perfectas para quitarte el hambre y ayudar a tu estómago a hacer mejor las digestiones. Entre las verduras, el alcaucil, el pepino, las endivias, el apio, los espárragos, el hinojo o la lechuga son perfectas para limpiarte desde adentro.

Comprá bio. Si querés eliminar colesterol, azúcares y aditivos químicos poco saludables para tu organismo, intentá cambiar los alimentos refinados por biológicos, de mayor valor nutricional y libres de ingredientes artificiales.

5. Lácteos vegetales

Si cada día tomás leche, yogures y quesos, y además son enteros, notarás un gran cambio en tu salud si te acostumbrás a tomarlos vegetales, de frutos secos, semillas o avena, notarás el cambio en la balanza y en tu salud.

¿Y el calcio? Las leches vegetales proporcionan calcio, y hay muchos otros alimentos que te lo proporcionarán, como los frutos secos y el sésamo, entre otros. Buscá leches vegetales realmente naturales, sin azúcar añadido. O mejor aún, preparalas en casa!

6. Más agua, menos kilos

Beber abundantes líquidos es el pilar de cualquier plan detox y la clave para combatir la retención de líquidos, reducir volumen y bajar de peso. Bebiendo más agua, tomando más frutas y verduras, jugos naturales, sopas, caldos e infusiones ayudarás a tus riñones a eliminar toxinas, algo que también se reflejará en tu piel.

El truco. Beber un par de vasos de agua antes de las comidas te hará sentirte más saciado y comer menos. Si después continuás con una sopa, esto es aún mejor.

Imprescindible. Llevar una botellita de agua siempre con vos, sobre todo en el trabajo, lo que te hará levantarte más para ir al baño y menos para visitar el kiosco.

7. Infusiones que te ayudarán

Además de hacerte beber más líquidos, el poder depurativo de ciertas hierbas te ayudará a eliminar volumen, limpiar tu organismo y perder peso. El té verde es una de ellas, imprescindible también por sus grandes propiedades antioxidantes. El diente de león (que también podés tomar en gotas), la cola de caballo, el boldo, el anís o el hinojo son otras infusiones perfectas para tomar entre horas.

Sin azúcar. Si podés, tomalas al natural o endulzalas con estevia.

8. Fuera el azúcar

Si querés desintoxicar tu organismo, tener un índice glucémico estable y bajar de peso sin tener que hacer dieta, sacá el azúcar blanco de tu vida. Es un producto químico sin ningún valor nutricional, sólo aporta calorías. Si sos de las que le echa uno o dos sobrecitos de azúcar en el café, sustituyelos por estevia. También podés sustituirlos por productos más naturales y nutritivos, como el azúcar moreno natural o de mascabo.

Azúcar encubierto. ¿Sabías que el pan de molde, la mayoría de embutidos, las sopas, caldos y jugos envasados, el salmón ahumado, las verduras de lata y otra gran lista de alimentos llevan azúcar añadido? Cuanto más leas las etiquetas, más kilos perderás y mas saludable te sentiras.

9. Hidratos de digestión lenta

Otro gesto imprescindible si querés bajar peso es reducir la cantidad de carbohidratos que tomás (no eliminarlos totalmente) y, sobre todo, elegir los de índice glucémico lento.

Legumbres. Son uno de los hidratos más saludables y bajos en calorías si los cocinás sin grasa o los comés en ensalada.

Integrales. Si comés la pasta, el arroz, el pan y los cereales integrales, ya estarás tomando carbohidratos de digestión más lenta.
10. ¿Más de tres kilos?

Entonces lo mejor no va a ser adelgazar por tu cuenta o de seguir una dieta de un libro o de una web por muy de moda que esté. Estarás poniendo en peligro tu salud y aumentando el riesgo de sufrir el temido efecto rebote. Para que la dieta sea efectiva y segura debés acudir a un nutricionista.

¿Bloqueos? Si llevás toda la vida a dieta y no conseguís adelgazar, tal vez el principal problema sea emocional, así que antes de ponerte a dieta deberías visitar a un psicólogo. No te apurés. En unas pocas semanas no se puede perder el peso que se ha ganado durante años. Para adelgazar y no volver a engordar hay que ser paciente: ponerte una meta a mediano plazo te ayudará a no abandonar la dieta y a conseguir resultados más duraderos.

Gracias por leerme!

Nutricionista Gisela Pitura

MAT 1219

¿Puede la alimentación reducir los síntomas del autismo y el TGD?

1071015914Personalmente, considero que la alimentación podría constituir un nuevo pilar en el tratamiento de niños autistas o con otros trastornos generalizados del comportamiento. En mi opinión, los trastornos causados por una excesiva ingesta de alimentos que contienen aditivos, azúcar blanca, trigo (gluten) y lácteos (caseína), que inflaman las paredes intestinales y producen infecciones, favorecen el “síndrome de intestino permeable o de intestino poroso”, generando a su vez alteraciones en el sistema nervioso central.

Por lo cual con una planificación personalizada de la alimentación se pueden alcanzar buenos resultados en revertir muchos de los síntomas y mejorar notablemente la calidad de vida.

Los alimentos que comieron nuestros abuelos lejos están de parecerse a los que llegan a nuestras mesas hoy en día. Con la producción industrial de alimentos se incorporaron a nuestra dieta toda una serie sustancias y aditivos que figuran en los envases con una letra microscópica (cuando figuran) y cuyos efectos aún desconocemos.

Mejoradores de sabor y textura, conservantes, colorantes, levaduras artificiales, hormonas, son sólo algunas de las sustancias que ingerimos día a día y las responsables de que muchas personas se vean seriamente afectadas por trastornos de intolerancia o alergias alimentarias. Pero por otro lado, muchos de los efectos nocivos de estos alimentos nos resultan totalmente desconocidos…
Desde hace aproximadamente diez años distintos especialistas en Estados Unidos y Europa comenzaron a vincular determinados factores alimenticios con la manifestación de trastornos del espectro autista y el Trastorno por de Déficit Atencional con Hiperactividad (TDAH). Analizando distintos aspectos de estas dolencias descubrieron que los niños y muchos adultos con esta condición se encuentran afectados por síntomas gastrointestinales como constipación, distensión abdominal, diarrea, gastritis, meteorismo. De allí en más comenzaron a enlazar las molestias causadas generalmente por una excesiva ingesta de alimentos que contienen aditivos, azúcar blanca, trigo y lácteos, que inflaman las paredes intestinales y favorecen infecciones por bacterias, parásitos y hongos (candidiasis), con distintos trastornos de conducta y desarrollo.
Estos investigadores encontraron que los niños autistas eran más propensos a tener una respuesta inmune anormal a la leche, la soja y el trigo (entre otras sustancias) que los otros niños en vías de desarrollo.
Según esta teoría, algunas personas con autismo no pueden digerir el gluten y la caseína, proteínas presentes en varias harinas refinadas y productos lácteos respectivamente, que forman péptidos o sustancias que actúan como opiáceos en sus cuerpos. Los péptidos pueden modificar la conducta de la persona, como sus percepciones y respuestas al entorno. Diversos investigadores en los EE.UU. y Europa aseguran haber encontrado un número significativo de estos péptidos en la orina de de niños con autismo.

Entre las voces más destacadas dentro de esta corriente se encuentran los investigadores Paul Shattock, Karl Reichelt, Robert Cade.
El Dr. Paul Shattock, farmacólogo, padre de un niño autista e investigador de la Universidad de Sunderland, en Inglaterra, afirma que el autismo sería un trastorno metabólico donde interaccionan factores genéticos, ambientales, infecciosos y dietéticos. Fue uno de los primeros en señalar que el exceso de péptidos opioides (proteínas que afectan el trabajo de las neuronas) y la permeabilidad intestinal resultante de anomalías genéticas o ambientales pueden ser los responsables del autismo. Por su parte Karl Reichelt, Doctor en Neuroquímica, profesor y principal investigador en la facultad de Pediatría en el Hospital infantil de la Universidad de Oslo, Noruega, adhiere a esta teoría, reafirmando que el autismo puede desarrollarse a partir de un trastorno metabólico, ya que se han encontrado elevados niveles de péptidos de proteínas de leche y trigo (caseína y gluten) en la orina de pacientes con autismo.

El Dr. Robert Cade, fisiólogo e investigador de la Universidad de Florida, Estados Unidos, también desarrolló sus investigaciones desde esta perspectiva, asegurando que el autismo y la esquizofrenia podrían relacionarse con la incapacidad del organismo para descomponer apropiadamente una proteína que se encuentra en la leche, produciendo exorfinas, como la morfina, que ingresan en el torrente sanguíneo y van directo a las áreas del cerebro involucradas en estas dolencias.
Para estos investigadores y muchos otros que continuaron explorando en este campo, la leche de vaca y algunos cereales como el trigo, el centeno y la cebada, poseen ciertas proteínas cuya estructura o partes de esta, al no ser digeridas completamente, presentan propiedades opiáceas (morfina) que no logran ser degradadas o repelidas por el metabolismo de las personas con autismo, lo que provocaría que lleguen a zonas del cerebro que se relacionan con el desarrollo del lenguaje, la comunicación, las relaciones sociales y la modulación de sensaciones y percepciones.
A partir de estos hallazgos, comenzaron a implementarse numerosos abordajes dietarios que eliminan de la alimentación de esos pacientes los productos lácteos, el gluten y los alimentos con aditivos (entre otros). Los especialistas aseguran que sus pacientes han alcanzado grandes mejorías en corto y largo plazo, incluso hay casos en donde se habría dado una reversión total de la sintomatología del autismo.
En la medida en que estos tratamientos comenzaron a adquirir notoriedad, muchos detractores salieron al cruce argumentando que, a pesar de los estudios realizados, no existe un fundamento científico para dicho tratamiento dietético, corriendo el riesgo de provocar un retroceso en el desarrollo físico y psíquico de los niños debido a una alimentación deficitaria.
En nuestro país, estos abordajes recién comienzan a implementarse y personalmente como Nutricionista Holística y Naturista, creo que sobran pruebas contundentes que demuestran el vínculo entre estas dolencias y la alimentación y que si el plan dietario se realiza de manera profesional y personalizada se pueden obtener excelentes resultados.
En Estados Unidos es muy normal trabajar desde la alimentación, , allí la visión es que el autismo está relacionado con la dieta. El tema está instalado porque se ven los cambios. En nuestro país todavía hay muchos paradigmas relacionados con la alimentación que nos limitan. Aquí está muy instalado que los lácteos constituyen la alimentación central de los chicos y eso es muy difícil de sacar de la cabeza.
En mis años de experiencia en consultorio tengo un amplio historial de mejorías, pero creo que los intereses de las industrias alimenticias, la falta de apertura y actualización por parte de médicos y las resistencias culturales son factores que interfieren para que la sociedad pueda tomar conciencia sobre una inmensa cantidad de dolencias provenientes de una alimentación errada.

Síndrome de permeabilidad intestinal y factores alimenticios
El intestino delgado tiene una función dual, por un lado se encarga de la digestión y absorción de nutrientes, pero también actúa como barrera ante compuestos tóxicos y macromoléculas. Cualquier situación patológica que altere estas funciones puede desencadenar procesos con una amplia diversidad de sintomatologías dentro de lo que se denomina “permeabilidad intestinal aumentada” o “síndrome del intestino poroso”.
Desde el punto de vista de este abordaje, los niños con autismo se encontrarían más vulnerables a estas molestias digestivas, que serían amplificadas por una excesiva ingesta de alimentos que contienen aditivos, azúcar blanca, trigo (gluten) y lácteos (caseína), que inflaman las paredes intestinales y favorecen infecciones por bacterias, parásitos y hongos como la candidiasis.
La caseína que se encuentra en las proteínas lácteas (leche, yogur y quesos) y el gluten de los cereales T.A.C.C. (trigo, avena, cebada y centeno), generan caseo-morfina, y gluteomorfina, respectivamente, sustancias con actividad opiácea que pasan del intestino a la sangre, y llegan al cerebro donde afectan el desarrollo e impiden un comportamiento normal. Como los niños autistas viven bajo un cuadro de saturación de opiáceos, se llegó a la conclusión de que la eliminación de estas sustancias de la dieta mejoraría su conducta.
Los chicos con autismo tienen inflación y gases, dolores corporales, agresividad, buscan muchos dulces, y estos son signos de que tienen el intestino poroso. La caseína y el gluten que ingieren en los lácteos y las harinas refinadas, y que son proteínas, aminoácidos que deberían seguir de largo, pasan del intestino a la sangre y de la sangre a la cabeza en forma de caseomorfina y gluteomorfina, afectando las áreas neurológicas y de conducta. Además de esto tenemos los aditivos, que también siguen este proceso y traen muchísimos problemas. Dada esta relación se dice que el intestino es el segundo cerebro, y en estos chicos está muy dañado.
La clave se encontraría en corregir la permeabilidad del intestino, para evitar el pasaje de toxinas que dañan el sistema nervioso central y de ese modo poder mejorar el comportamiento y aprendizaje del niño. Estos daños se verían espejados en las siguientes áreas:
– Bajo nivel de atención.
– Dificultad con las relaciones sociales.
– Irritabilidad.
– Trastornos del sueño.
– Retraso de lenguaje.
– Trastornos alimentarios.
– Trastornos digestivos.
– Regresión o pérdida de habilidades y conductas previamente adquiridas.
Cuando lo niños cambian la dieta comienzan a mejorar el intestino, que es la base de su bienestar, porque cuando estamos mal del intestino nos afecta el humor, por lo tanto son menos agresivos, duermen mejor, están más atentos, comienzan a enfocar la mirada, están más en contacto con el entorno. Algunas madres han reportado que ven a sus niños más ordenados en sus ideas o en relación a sus cosas. La evolución dependerá de cada niño y de cómo se lleve a cabo su dieta.
Para iniciar esta dieta libre de caseína y gluten -DLCG-, se aconseja comenzar con la eliminación de los lácteos y luego de seis u ocho semanas, de las harinas que contienen gluten. Si se eliminan ambos de golpe, los niños pueden sufrir un síndrome parecido al de la abstinencia, porque tanto la caseomorfina como la gluteomorfina dan una falsa sensación de bienestar en el cuerpo, que lleva a una dependencia de estos alimentos dañinos y se transforma en un círculo vicioso. De allí la necesidad de que la dieta se realice bajo supervisión profesional y una debida planificación.

Beneficios de una dieta saludable
Una DLCG (dieta libre de caseína y gluten) puede llevar a mejoras en el comportamiento y los síntomas fisiológicos en los niños con trastorno del espectro autista (TEA) y en otras dolencias como la esquizofrenia.
Una reciente investigación llevada a cabo por científicos del Penn State College of Medicine sugiere y encabezada por Laura Cousino Klein, Profesora asociada de Salud Bioconductual y Desarrollo Humano y Estudios Familiares, publicada a comienzos de año en la revista Nutritional Neuroscience, ratificó que los niños autistas con enfermedades gastrointestinales que siguen esta dieta experimentaron una mejora en el comportamiento y en los síntomas del trastorno. Para arribar a esta conclusión el equipo de investigación consultó a los padres de 387 niños con TEA y síntomas gastrointestinales y las alergias alimentarias. Los investigadores descubrieron que los síntomas gastrointestinales mejoraron en los pacientes con TEA que siguieron una estricta dieta sin gluten y libre de caseína. Otros síntomas relacionados con TEA, al igual que el comportamiento social (contacto visual, capacidad de atención, habilidades sociales) también habrían mejorado. “La investigación ha demostrado que los niños con TEA suelen tener síntomas gastrointestinales. Una mayor proporción de nuestra población de estudio informaron más síntomas gastrointestinales y alergias de lo que se ve en la población pediátrica general”, afirmó Christine Pennesi, miembro del equipo, a través de un comunicado.
Los expertos han sugerido, además, que los resultados fueron menos efectivos en el caso de las familias que implementaron la dieta por menos de seis meses, o que optaron por eliminar el gluten o la caseína, en lugar de las dos proteínas.
En todos los casos, los estudios con rigor científico aseguran que es necesario seguir investigando y que antes de cambiar la dieta de su hijo, los padres deben consultar con un nutricionista para asegurarse la planificación de una dieta saludable y completa adecuada para ese niño en particular.
Aconsejo la eliminación de un alimento de la dieta a la vez,  quitar la leche en primer lugar porque el cuerpo se limpia a sí mismo de la caseína de manera más rápida que del gluten. La eliminación de las harinas refinadas podría comenzar alrededor de un mes después de la eliminación de la leche. El cuerpo puede necesitar hasta seis meses para a deshacerse de todo el gluten del organismo.
Todos los niños autistas que hacen la dieta sienten, en mayor o menor medida, una mejoría de la sintomatología: al mejorar la predisposición hacia el aprendizaje y dando al sistema nervioso los nutrientes necesarios, tienen mayor capacidad de concentración, de fijación de conceptos y aprenden más cosas en menos tiempo. Hay que tener en cuenta que los primeros meses son muy difíciles y no todos los niños mejoran en igual tiempo, por lo que hay que adaptarse a su evolución y tener en cuenta que las diferencias suelen ser grandes. Es necesario armarse de paciencia y creatividad: Esta primera parte es la más difícil, y muchas veces los padres se desaniman: sin embargo, una vez que se supera y se realiza la adaptación alimentaria se percibe la diferencia, y eso da fuerzas para continuar, a pesar de los altibajos esperables en la evolución del paciente.
Los padres deben dejar atrás los viejos paradigmas alimentarios y no sentir temor de salir en búsqueda de los alimentos adecuados para sus hijos. Por ejemplo, existen alimentos que tienen cien veces más calcio que los lácteos y constituyen fuentes mejor aprovechables y digeribles. Como alternativas a la leche se pueden hacer fácilmente leches, o jugos, de almendra, sésamo, quínoa, etc., que son ricos en calcio y otros nutrientes. Si es necesario, pueden añadirse suplementos nutricionales, para cubrir las necesidades del crecimiento, aunque si la dieta se realiza con un plan alimentario completo, con la dirección de profesionales que conocen el tema, no suele haber carencias.
También es importante tener en cuenta que a veces, en las primeras semanas puede parecer que los niños están peor, pero en realidad están atravesando un periodo de desintoxicación de las sustancias que les hacen daño.

Salud en el Trabajo

#COMPARTI LA IMAGEN Y GANA! (2)

Si tu trabajo te obliga a permanecer sentado mucho tiempo o comer mal, sería bueno que leyeras estos datos y tips para decidirte a mejorar esa situación.

  • Permanecer sentado por más de 5 horas aumenta 40% las posibilidades de muerte prematura.
  • Permanecer sentado de hace aumentar de peso, ya que tu cuerpo pierde tu capacidad de quemar calorías y el nivel de enzimas disminuye en un 90%.
  • La OMS ha reconocido que la inactividad física es el cuarto asesino más importante del planeta, antes que la obesidad.
  • Si sumado a tu falta de activación física llevas una dieta deficiente en nutrientes, y no practicas una técnica de relajación, los riesgos de padecer cáncer, diabetes, hipertensión o inflamación sistemática aumentan exponencialmente, con lo cual disminuirás tu calidad y expectativa de vida.

Mis Recomendaciones:

  • Crea una lista de menúes saludables (podes descargarlos de mi página web) las cuales puedas dejar listas a principio de semana para ir sacando de la heladera conforme las vayas consumiendo. También será importante que no comas en tu escritorio, pues prolonga innecesariamente el tiempo que permaneces sentado; Además, al comer en otro sitio, tu cerebro podrá recargarse y descansarás tu zona lumbar.
  • Crea una rutina de activación física que ayude a circular tu sangre y a activar los músculos de tu cuerpo, con lo cual, además de quemar calorías, también favoreces a la firmeza de tus músculos.
  • Todos los días practica una técnica de relajación que te permita canalizar tu estrés y eliminar la fricción y bloqueo mental. El estrés reduce tu productividad y es una de las causas principales de sobrepeso e inflamación sistémica. Meditar, colorear mándalas o practicar una técnica de respiración son grandes herramientas que puedes aplicar.

Recuerda que para cualquier consulta, estoy solo a un click de distancia!

www.nutricionistagiselapitura.com

nutricionistagiselapitura@gmail.com

 

AMPLIANDO MI CIRCULO DE INFLUENCIA

3185571_thumbnail_0020_-_0020_mente_0020_eficaz

La felicidad como la desdicha, es una elección proactiva.

Dentro de los hábitos de las personas altamente efectivas, el primero de ellos es la PROACTIVIDAD.

Ello significa que soy responsable de mi propia vida. Tengo la iniciativa para hacer que las cosas sucedan, y la responsabilidad (“habilidad” para “responder”) de elegir las respuestas.

Libertad de elección tiene que ver con las acciones que elijo realizar con respecto a la amplia gama de preocupaciones que tengo: salud, hijos, problemas del trabajo, la deuda pública, la guerra nuclear… que me ocupan tiempo y me afectan, y además comprometen mis energías y tiempo, generándome un estado emocional positivo o negativo.

Me preocupo por las condiciones o influyo en las condiciones?  ¿Hago algo al respecto?, porque en función de mi actitud hacia ello, iré pasando de mi círculo de preocupación a mi círculo de influencia.

Cuando pase de perder el tiempo en preocuparme, a invertirlo en ocuparme, en hacer algo por cambiarlo, estaré estableciendo un control real.

Tengo dos opciones:

a) Ser reactivo: centrar mis esfuerzos en el círculo de preocupación, circunstancias sobre las que no tengo control, provocándome una sensación de impotencia, centrándome en lo que NO puedo cambiar y desatendiendo los asuntos en los que puedo hacer algo, con lo que encojo mi círculo de influencia.

Esta situación refleja una miopía emocional autoinfligida, de ello me resultan sentimientos de culpa, acusaciones, un lenguaje reactivo y la intensificación de aguda impotencia y frustración: me quejo y protesto, generándome energía negativa.

¿Eso significa que no debo preocuparme por las cosas en las que no tengo opción de intervenir? No, sólo significa que no he de centrar la mayor parte de mi tiempo en preocuparme por cosas en las que no hago nada al respecto.

b) Ser proactivo: y centrar mis esfuerzos en el círculo de influencia, en el cambio positivo. Adoptar esta actitud y esforzarme por mejorar aquellas consecuencias que están bajo mi control, generando energía positiva hará que las cosas sucedan, así amplío mi círculo de influencia siendo protagonista de mis logros.

El grado de mi proactividad, está en el hecho de concentrarme en este círculo, en sentir la responsabilidad de cambiar la situación. Desde luego, debo tener en cuenta el nivel de madurez propio. No puedo esperar una gran cooperación creativa si me hallo en una profunda dependencia emocional.

Las personas proactivas no son arrogantes, son listas, se mueven por valores, interpretan la realidad, saben lo que se necesita y se ponen a ello.

¿CÓMO SE TRABAJA EL CÍRCULO DE INFLUENCIA?

VISION PERSONAL, cuyos principios son:

1-ESTAR ALERTA: ACTÚO O DEJO QUE LOS DEMÁS ACTÚEN POR MÍ

Si espero que los demás actúen sobre mí, actuarán.

Hacer “autoconciencia”, pensar en los propios procesos de pensamiento distanciándome y examinando el modo en que me veo a mi mismo:

-Trato de mirarme a mi mismo casi como si fuera otra persona.

-Pienso en el estado de ánimo en el que me encuentro.

-¿Cómo describiría mi presente estado mental?:

-Cómo estoy trabajando mi mente? ¿Es rápida y despierta? ¿Me siento dividido entre practicar este ejercicio mental y conjeturar lo que se pretende con él?

Las organizaciones también pueden ser proactivas. Pueden combinar la creatividad y los recursos de los individuos para crear una cultura proactiva dentro de la misma, no tienen por qué estar a merced del ambiente; pueden tomar la iniciativa para llevar a la práctica sus valores compartidos, y alcanzar los propósitos también compartidos de todos los individuos implicados

Gracias a la autoconciencia podemos ver el paradigma de nosotros mismos, que es el fundamental para la efectividad. Afecta no sólo a nuestras actitudes y conductas, sino también al modo en que vemos a las otras personas.

2-ENTRE ESTÍMULO Y RESPUESTA: LA LIBERTAD ÚLTIMA

En mi interior puedo decidir de qué modo me afectan las cosas. Si me afectan mucho, siempre tendré la oportunidad de proyectarme hacia contextos distintos, cambiar mis respuestas a través de la autoconsciencia para descubrir un principio fundamental de la naturaleza del hombre: entre el estímulo y la respuesta, el ser humano tiene la libertad interior de elegir mentalmente.

3-ESCUCHANDO MI LENGUAJE. ASÍ ES MI LENGUAJE, ASÍ ES MI ACTITUD

Hay en realidad tres mapas sociales, tres teorías deterministas ampliamente aceptadas, que independientemente o en combinación, pretenden explicar la naturaleza del hombre. El determinismo genético, el determinismo psíquico y el determinismo ambiental. Todos estos mapas se basan en la teoría de estímulo/respuesta que solemos asociar con los experimentos de Pavlov. La idea básica es que estoy condicionado para responder de un modo particular a un estímulo concreto

El espejo social:

Si la única visión que tengo de mi mismo proviene del espejo social de las opiniones, percepciones y paradigmas de las personas que me rodean, la concepción que tengo de mí será por ejemplo como la imagen reflejada en los espejos deformantes:

“¡Me parece increíble que hayas ganado!”

“Siempre te retrasas.”
” ¿Por qué no puedes mantener las cosas en orden?”
“¡Tienes que ser el jefe!”
“Esto es tan simple… ¿Por qué no lo comprendes?”

“¡Comes como un cerdo!”

Todas esas imágenes carecen de proporción. A menudo son más proyecciones que reflejos: proyectan las preocupaciones y las debilidades de carácter de las personas en las que se originan, y no nos proporcionan un reflejo correcto de lo que somos.

Si soy reactivo utilizaré un lenguaje que me absuelve de responsabilidad. Culparé a fuerzas externas, a otras personas, a las circunstancias, incluso a los astros, de mi propia situación. Si soy proactivo subordinaré los sentimientos a los valores: el amor, el sentimiento, pueden recuperarse.

4-CONTROL DE LAS SITUACIONES

Los problemas que afronto caen en una de tres áreas posibles:

  1. De control directo (que involucra mi propia conducta), las resolveré trabajando sobre mis hábitos. Están obviamente dentro de mi círculo de influencia. Son las “victorias privadas”.
  2. De control indirecto (que involucra la conducta de otras personas), se resuelven cambiando mis métodos de influencia. Son las “victorias públicas”.
  3. De inexistencia de control (problemas acerca de los que no puedo hacer nada, como los de mis realidades pasadas).  Supone asumir la responsabilidad de modificar mis actitudes: sonreír, aceptar auténtica y pacíficamente esos problemas y aprender a vivir con ellos, aunque no me gusten. De este modo no les otorgo el poder de controlarme.

5-EL “TENER” Y EL “SER”

Un modo de determinar cuál es mi círculo de preocupación consiste en distinguirlos.

El círculo de preocupación () está lleno de “tener”  y el foco está puesto fuera, el problema no está en mí. Otorgo a lo que está ahí fuera, el poder de controlarme.

El círculo de influencia (+) está lleno de “ser” donde el foco están en el carácter de la persona, y el poder de cambio está dentro y depende de uno mismo.

Habré de influir poderosamente en mis circunstancias trabajando sobre el ser, sobre lo que soy, sobre lo que puedo controlar.

6-LA OTRA PUNTA DEL PALO

Aunque soy libre para elegir mis acciones, no lo soy para elegir las consecuencias de las mismas, y a veces cometo errores, pero “cuando uno recoge una punta del palo, recoge también la otra”.

El enfoque proactivo de un error consiste en reconocerlo instantáneamente, corregirlo y aprender de él. Esto literalmente convierte el fracaso en éxito. Mi respuesta a cualquier error afecta a la calidad del momento siguiente.

7-COMPROMETERME Y MANTENER LOS COMPROMISOS

La esencia de mi proactividad son los compromisos conmigo mismo y con los demás, y la integridad con que los mantengo. Las promesas, las metas, la fidelidad en mi actuación me da la adquisición de la fuerza de carácter, el “ser” que hace posible errar lo menos posible en mi vida.

Cómo prevenir el Efecto Rebote

bajar-de-peso-efecto-rebote-75fec

Después de adelgazar hay que seguir atento a las conductas y actitudes de riesgo. Relajar el autocontrol podría iniciar un proceso creciente de pequeños deslices que desencadene una subida.

Quienes han logrado adelgazar y mantenerse saben el esfuerzo que han invertido en ello, y el merecido logro que disfrutan. También conocen el miedo a volver a engordar, un sentimiento persistente que a veces genera vulnerabilidad y puede abrir las puertas a la recaída.

La posibilidad del reengorde se mantiene latente, esperando que el sujeto en cuestión relaje sus mecanismos de alerta. Por eso, a medida que se baja de peso es necesario desarrollar habilidades para manejar las situaciones de riesgo y prevenir experiencias desagradables.

El reengorde, siempre al acecho

El reengorde no sucede de un día para otro. Es el resultado de un proceso, una cadena progresiva de conductas, actitudes y eventos que se inician mucho antes de que la persona que adelgazó comience a aumentar nuevamente.

Aunque resulta difícil establecer claramente dónde empieza, el reengorde forma parte de la enfermedad: responde a la tendencia natural del organismo a buscar su peso anterior, el que quedó grabado en esa registradora a la que se llama adipostato.

El proceso puede iniciarse como consecuencia de algún factor estresante, un cambio positivo o negativo, pensamientos, sentimientos o conductas que comienzan a dar lugar a pequeños deslices o tropezones.

Si la persona está atenta a esas modificaciones y las reconoce podrá corregir el rumbo. Salir bien parado de una situación de riesgo genera una amplia sensación de eficacia y renueva las energías para seguir el tratamiento.

Señales de alerta

Comida

* Ir aumentando el tamaño de las porciones.

* Dejar de realizar las seis comidas diarias.

* Empezar a picar.

Luz verde: solución

* Planifique las comidas, incluidas las colaciones.

* Preste atención a las porciones.

* Pida ayudaa un nutricionista o grupo de apoyo.

Movimiento

* Disminuir la frecuencia de la actividad física.

* Comenzar a faltar a las sesiones con argumentos como la lluvia, el frío, el calor, cosas que hacer, etc.

Luz verde: solución

* Cambie el tipo de actividad física.

* Fraccione la actividad en períodos más cortos.

* Busque un acompañante que lo ayude a asistir a las clases o que camine con usted.

 

Relación con el cuerpo

* Dejar de mirarse al espejo.

* Evitar que le saquen fotos.

* Dejar de comprarse ropa.

* Decir que la ropa achicó.

Luz verde: solución

* Observe honestamente su ropa ¿le queda igual que antes?

* Compruebe qué prenda dejó de ponerse y téngala a la vista.

* Sáquese una foto y déjela a la vista.

Autoconversación

* “Hoy como, mañana vuelvo a cuidarme”.

* “Este poquito qué me va a hacer…”

* “Un bombón no te lo regalan todos los días…”

Luz verde: solución

* Estar atento a este tipo de pensamientos que aparecerán como parte del proceso de cambio.

* Comente estos pensamientos con una persona dispuesta a apoyarlo.

Cualquier cosa, recuerde que estoy solo a un click de distancia.

www.nutricionistagiselapitura.com

 

 

Cómo combinar las frutas de forma correcta.

frutas-combinadas

Con su variedad de olores, sabores y texturas, las frutas son unas de las opciones más deliciosas y saludables a la hora de alimentarse, sin embargo, muy pocas veces las personas eligen de la manera adecuada.

¿Catástrofes frutales?

Pese a que en un principio puede parecer algo absurdo o incoherente, cada fruta esta compuesta por sustancias que al mezclarse con otras puede generar reacciones poco favorables en el organismo.

Mezclas tan comunes entre frutas dulces y acidas, como la banana con la naranja, pueden ser una agradable combinación al paladar pero ya en el estomago resultan convirtiéndose en una ‘bomba’, desencadenando todo tipo de efectos secundarios.

Problemas de acidez, anemia y hasta intoxicaciones son algunas de las consecuencias que se generan debido a una inadecuada combinación de frutas. Lo que sucede es que las personas aun no saben alimentarse y no tienen en cuenta aspectos básicos como la división de las frutas según su sabor: las dulces, acidas, semi-acidas o neutras.

Con el fin de que el organismo pueda recibir todos los beneficios nutritivos de este importante alimento y evitar perjudiciales reacciones químicas, la persona debe empezar a evitar las mezclas. Cuando hay un consumo adecuado, los problemas gastrointestinales como la flatulencia o dolores estomacales son erradicados.

Las clases de frutas

  • Frutas Neutras: Coco, Cacao, Macadamia.
  • Frutas Dulces: Banana, Melón, Papaya, Pera, Pitahaya, Manzana roja, Granada, Cereza, Sandia, Uva, Cerezas, Pera, Higo.
  • Frutas Semi-acidas: Lima, Durazno, Mandarina, Manzana Verde, Mamon, Frambuesa, Mango, Frutilla, Ciruela, Melocotón, Guayaba, Níspero.
  • Frutas Acidas: Mora,  Pomelo/ Toronja,  Naranja, Maracuyá, Piña/Anana, Arándano, Limón, Pomelo, Kiwi.

Combinaciones poco aconsejables

  • Lácteo con piña/anana
  • Banana con guayaba
  • Papaya con limón o con naranja
  • Melón con banana
  • Naranja con limón
  • Cereza con pera

Tenga en cuenta

  • Las frutas como cualquier otro alimento deben masticarse bien.
  • Los jugos deben tomarse una hora antes o una hora después de las comidas.
  • Los jugos de fruta deben consumirse pocas horas después de preparados para evitar la fermentación.
  • Al ingerir frutas de una manera inadecuada la persona esta propensa a sufrir de ingestión y otras enfermedades.
  • Mientras las frutas acidas tienen restricciones, las dulces pueden consumirse a cualquier hora del día.

Recomendaciones

  • Evite mezclar frutas de grupos diferentes.
  • Si consume frutas como la sandia o pitahaya, naranja y piña, no las consuma acompañadas de otro alimento.
  • Después de comer no ingiera frutas acidas.
  • Antes de ingerir frutas, asegúrese de lavarlas con abundante agua.
  • Luego del medio día evite consumir frutas acidas.
  • Consuma frutas acidas en las mañanas y frutas dulces en las noches.
  • No endulce las frutas con azúcar.

Consecuencias de una mala combinación

  • Dolor estomacal
  • Diarrea
  • Indigestión
  • Dolor de cabeza
  • Acidez
  • Fermentación

Datos Importantes sobre las Frutas

  • Dentro de todos los alimentos, las frutas tienen los mejores niveles de agua por lo que son ideales para liberar el organismo de toxinas.
  • Las frutas son los alimentos más fáciles de digerir y los que más nutrientes tienen. Son expulsadas del organismo en corto tiempo, y de ser ingeridas de manera correcta, generan grandes beneficios.
  • Al momento de ingerir frutas, se debe tener en cuenta al grupo al que pertenezcan y eviten mezclarlas.
  • 2 raciones diarias de frutas es lo aconsejable para mantener una dieta equilibrada en los adultos. Los niños deben consumir hasta 4 porciones.
  • ¿Sabía usted que…la  sandia es una fruta que deben consumirse sola e inmediatamente después de abrir? Al entrar en contacto con el oxigeno se incrementan los niveles de arsénico y puede ser perjudicial para la salud.

 

 

2050: las infecciones resistentes a los antibióticos matarán 10M de personas cada año

cerdos

Un estudio reciente predice que en 2050 unos 10 millones de personas morirán al año como resultado de infecciones resistentes a los antibióticos.

¿La causa principal? La producción animal industrial.
“Desde la década de 1970, los productores de carne han ido administrando al ganado dosis regulares de antibióticos”, reporta un artículo reciente de la revista Mother Jones. “Por razones que no se entienden completamente, este régimen ayuda a que los animales crezcan más.”
Tales prácticas son comunes en todo el mundo y siguen expandiéndose. Se estima que el consumo global de antibióticos aumentará un 67% en 2030. En la actualidad, el problema no es menor: el 80% del suministro de antibióticos estadounidense ocurre en la producción ganadera.
“A medida que se dispara el uso de antibióticos, los expertos esperan que los gérmenes evolucionen para resistir a ellos”, continúa el artículo. “Eso da miedo, teniendo en cuenta que algunos de los fármacos que utilizamos en la ganadería también son nuestra mejor defensa contra las infecciones. Y varios estudios recientes han demostrado que las superbacterias pueden y, de hecho, saltan de los animales a las personas.”
Si esto sigue así, lo más probable es que vamos a ver el desarrollo de nuevas bacterias contra las que los antibióticos serán impotentes. Como resultado, más gente va a sucumbir a las infecciones, causando millones de muertes al año en menos de medio siglo.
¿Preocupado por las bacterias resistentes a los antibióticos? ¡Deja la carne fuera de tu plato!
Visítanos para obtener más información sobre una dieta saludable y compasiva.

5 causas del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE que tu doctor no está tomando en cuenta.

colon

El síndrome de intestino irritable (IBS) afecta al 15 por ciento de la población de los países del primer mundo, y es la segunda causa principal del absentismo laboral (únicamente detrás del resfriando común).

Sin embargo los tratamientos convencionales son ineficaces porque solamente se dirigen a los síntomas. Descubre la verdadera causa del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  para que puedas sentirte mejor y permanecer bien sin medicinas innecesarias.

El síndrome de intestino irritable es el trastorno gastrointestinal funcional más común en todo el mundo, con un índice de predominio que oscila del 9 al 23 por ciento dependiendo de la ubicación. El SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  afecta aproximadamente al 15 por ciento de la población de los países llamados “civilizados” y es la segunda causa principal del absentismo (únicamente detrás del común resfriado). Representa el 12 por ciento de las visitas a médicos generales y un estimado de $21 mil millones al año en gastos médicos directos y gastos indirectos asociados a la disminución de la productividad y a absentismo.

Los síntomas del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  incluyen gases, hinchazón, estreñimiento, diarrea, estreñimiento y diarrea continua, y dolor abdominal. Pueden ser desde una molestia mediana a una molestia completamente debilitante.

¿Pero qué es el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE ? En términos médicos, es un “diagnóstico de exclusión.” Esto quiere decir que se toma como diagnostico cuando se eliminan otras condiciones de la enfermedad. Si acudes al doctor padeciendo de gases, hinchazón, y dolor, es probable que te mande a hacer una serie de exámenes médicos para determinar si tienes una enfermedad inflamatoria intestinal (EII), reflujo gastroesofágico (GERD), diverticulitis, u otros problemas que afecten a la estructura de los intestinos.

Si se descartan estas condiciones anatómicas-estructurales, el doctor evaluará tus síntomas basándose en los criterios de Roma, un sistema de normas que fueron desarrolladas por consenso para diagnosticar el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Éstas incluyen:

Dolor o malestar abdominal recurrente al menos tres días por mes durante los últimos tres meses, asociados a dos o más de los siguientes:

  • Mejora con la defecación.
  • Inicio de síntomas asociado con un cambio en la frecuencia de las disposiciones.
  • Inicio de síntomas que se relacionan con un cambio en la consistencia de las disposiciones.

Si cumples con estos criterios, se te diagnosticará con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Probablemente el médico recetará cualquiera de los siguientes medicamentos, según lo indicado por tus síntomas:

  • Medicamentos antidiarreicos. Éstos incluyen medicamentos de venta libre como aglutinantes de ácidos biliares. (¡Irónicamente, muchas de estas medicinas causan hinchazón como efecto secundario!)
  • Medicamentos anticolinérgicos o antiespasmódicos. Éstos se utilizan para disminuir los espasmos intestinales y dolor. (Desafortunadamente, empeoran el estreñimiento y pueden conducir a otros síntomas como la dificultad para orinar. Asimismo, aumentan el riesgo de Sobrecrecimiento bacteriano intestinal, la cual es una causa subyacente del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE .
  • Con frecuencia los médicos recetarán SSRI (Inhibidores Selectivos de recaptación de la serotonina) a personas con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  ya que ayudan a aliviar la depresión (asociada al SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE ) así como a inhibir la actividad de las neuronas que controlan a los intestinos.
  • Medicamentos específicos para el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Unos se han diseñado para disminuir la motilidad intestinal y para reducir la diarrea, otros para aumentar la secreción fluidos en el intestino y acelerar motilidad. Estos medicamentos típicamente se utilizan como último recurso. Algunos únicamente pueden ser recetados por médicos afiliados a un programa especial ya que anteriormente fue retirado del mercado debido a los efectos secundarios y a potenciales riesgos para la salud.

¿Qué pasa con el tratamiento convencional para el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE ?

El problema fundamental con el método convencional para el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  es que simplemente suprime los síntomas y no se enfoca en las causas subyacentes. Los medicamentos principalmente están enfocados en disminuir o en aumentar la motilidad intestinal (para disminuir la diarrea o el estreñimiento) y en aliviar el dolor.

¿Cansado de la luchar contra el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE ? Trata la causa subyacente y sana de adentro hacia afuera.

Aún si estos medicamentos son eficaces para esos propósitos (los cuales usualmente no lo son, de acuerdo con pacientes del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE), a menudo tienen efectos secundarios idénticos a los síntomas anteriormente padecidos por los pacientes con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  – tales como gases e hinchazón. Y en algunos casos, estos medicamentos tienen complicaciones y riesgos más serios. En Estados Unidos, el Alosetron, un medicamento usado para tratar la diarrea severa, fue temporalmente retirado del mercado por GlaxoWellcome, después de que aparecieran efectos nocivos y peligrosos para la vida, incluyendo cinco muertes y cirugías intestinales adicionales.

Un mejor acercamiento al SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE : ¡Trata la causa subyacente!

Debido al fracaso del acercamiento convencional para tratar con éxito el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE , además de los efectos secundarios y los riesgos asociados al tratamiento farmacológico, los pacientes merecen otra alternativa.

Afortunadamente, el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  puede ser tratado con éxito -e incluso curarlo- haciendo uso de la medicina alternativa. En la medicina alternativa nos centramos en tratar la causa subyacente de los problemas de salud, en vez de suprimir los síntomas. Esto nos lleva a una mejora duradera y a una auténtica curación.

Pero, ¿cuáles son las causas subyacentes del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE ? La respuesta depende de cada paciente. El SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  no es sólo una enfermedad con una sola causa. Más bien, es un síndrome- un conjunto de señales y síntomas – que tiene múltiples causas posibles.

Dicho esto, tanto la investigación científica como mi experiencia sugieren, que en la mayoría de los casos, las siguientes cinco patologías son la causa subyacente del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE .

Tradicionalmente, el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  se ha considerado un trastorno gastrointestinal “funcional”. Esto significa que es causado por la función anormal del tracto GI, más que por anomalías estructurales o bioquímicas. Como podrás ver más adelante, esto puede ser cierto para algunos casos, pero en otros es muy probable que esté presente una anomalía bioquímica (tal como el sobrecrecimiento bacteriano).

Es esencial entender esto, porque durante muchos años se les ha dicho a los pacientes con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  que “todo está en su cabeza.” La conclusión era que el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  es un trastorno psicosomático causado por la ansiedad, la depresión, o por algún problema psicológico desconocido. (Aunque sea verdad que si podría ser la causa real de fondo de los cambios bioquímicos).

Mientras que el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE, puede significar una disfunción en el eje del intestino-cerebro, hoy en día sabemos que es causado, principalmente, por los cambios bioquímicos e incluso por los cambios estructurales en el tracto GI. Este importante descubrimiento ha eliminado el estigma doloroso (e injustificable) de los diagnósticos del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  y ofrece esperanza a cientos de millones de las víctimas de SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  en todo el mundo.

#1: Sobre-crecimiento bacteriano del intestino delgado (SBI)

SIB es una problema caracterizado por el anormal crecimiento de bacterias/hongos en el intestino delgado. Un estudio dice que hasta el 84 por ciento de pacientes de SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  tiene Sobre-crecimiento bacteriano del intestino delgado y que los pacientes con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  tienen 26 veces más probabilidades de tener SIBO que la persona control.

Los resultados de los estudios posteriores que examinaban la relación entre SIBO y SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  se mezclaron. Esto es en parte, porque actualmente no hay consistencia considerada como aceptada, el método estándar de prueba de oro para SIBO, y las diversas técnicas de estudio a estudio.

#2: Disfunción de la microbiota intestinal ( alias “dysbiosis “)

La micro-flora intestinal del ser humano es una comunidad compleja de más de 100 trillones de microorganismos que influyen en la fisiología, el metabolismo, la nutrición, y la función inmune. La disfunción de la micro-flora intestinal se ha ligado a problemas gastrointestinales tales como el trastorno del intestino irritable así como a una amplia gama de problemas inflamatorios extra-intestinales como la diabetes y la obesidad.

Algunos estudios han mostrado que hasta 83 por ciento de los pacientes con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  tiene biomarcadores fecales anormales, y el 73 por ciento tiene disbiosis intestinal (es decir, un microbioma intestinal alterado).

Diversos estudios también han encontrado que tanto los prebióticos y probióticos, que regulan la micro-flora intestinal intestinal, pueden ser eficaces para tratar el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE .  Además, de una DIETA ALCALINA baja en glúcidos y harinas blancas, que alimentan a las bacterias intestinales, lo cual ha mostrado beneficiar a pacientes de IBS.

#3: Síndrome de permeabilidad Intestinal

Uno de las principales funciones del aparato gastrointestinal es servir como un sistema de permeabilidad que impida que los agentes patógenos, las partículas de alimentos no digeridas, y otras sustancias indeseables entren al torrente sanguíneo.

El SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  ha sido asociado en diversos estudios al Síndrome de permeabilidad Intestinal.

, el cual puede ser regulado por una citoquina llamada interleucina-22 (IL-22) que es conocida por desempeñar un papel en la regulación de la permeabilidad intestinal. Observa que ésto no un cambio estructural del intestino, el cual sugiere que el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  no es siempre un trastorno funcional.

#4: Infecciones intestinales.

El intestino humano es naturalmente resistente a la infección por bacterias patógenas, gracias al ácido producido en el estómago que está diseñado para matar a potenciales patógenos. Sin embargo, muchos aspectos del estilo de vida de  la dieta moderna – como estrés crónico, una dieta deficiente, y el uso de medicamentos antiácidos- han puesto en peligro a ese sistema de defensa.

Diversas infecciones intestinales se han relacionado al SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Por ejemplo, la intoxicación alimentaria causada por la bacteria Campylobacter conduce a un crónico y persistente SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE , en al menos 10 por ciento de los casos. Los parásitos intestinales como el Blastocystis hominisDientamoebafragilis y Giardia lamblia que pueden ser causas comunes del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE – pero a menudo no diagnosticadas-, incluso en este mundo desarrollado.

#5: Sensibilidad al gluten No-celiaca y otras intolerancias alimentarias

La sensibilidad al gluten No-celiaca (SGNC) es una reacción al gluten que no es autoinmune (enfermedad celiaca) o alérgica (alergia al trigo). Pese a las afirmaciones de lo contrario por los medios de comunicación, Sensibilidad al gluten No-celiaca es un problema legítimo y potencialmente peligroso. De hecho,  esta enfermedad puede implicar un mayor problema para la salud pública que la propia enfermedad celiaca.

Generalmente, los pacientes de SGNC presentan con síntomas tales como gases, hinchazón, dolor abdominal, y cambios en frecuencia y consistencia indistinguibles del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Asimismo, a menudo se presentan con síntomas extra-intestinales como la “disfunción cognitiva” y fatiga, los cuales son comunes entre los pacientes de SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE .

Las intolerancias a otros alimentos como los productos lácteos, huevos, cacahuetes, y mariscos también son comunes entre los pacientes de SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Estas  pueden ser verdaderas alergias alimentarias o intolerancias más suaves.

Una extensa y reciente revisión de 73 estudios individuales concluyó que la alergia alimentaria y la intolerancia- incluyendo las reacciones al trigo y al gluten- deben de ser consideradas como patología subyacente potencial para el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE .

En mi propia experiencia clínica, he encontrado que tanto el gluten/la sensibilidad al trigo y otras intolerancias alimentarias, son factores extremadamente comunes que contribuyen al SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Es importante mencionar que, en muchos casos, las propias intolerancias alimentarias son causadas por otras patologías de las que ya hemos hablado en este artículo. En otras palabras, tanto el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  como las intolerancias alimentarias son síntomas de problemas más profundos como SIBO e infecciones intestinales.

Resumen y recomendaciones.

Como he mostrado en este artículo, el acercamiento convencional al SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE , es en el mejor de los casos, ineficaz y en peor de los casos, potencialmente peligroso. La simple supresión de los síntomas del SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  con medicamentos, sin atender a las causas subyacentes, condena al paciente a una vida llena de fármacos, sufrimiento, y frustración innecesaria.

La buena noticia es que ahora ya tenemos una mejor idea de qué causa el SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE . Cuando esas causas son atendidas, podemos esperar resultados excelentes. En mi experiencia, he visto a gente con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  crónico con 20 años de padecimientos y diagnosticados como “incurables” recuperars totalmente, después de que tratamos sus problemas intestinales subyacentes y adecuando su dieta.

Si has sido diagnosticado con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE , te recomiendo buscar y consultar un profesional de la medicina holística para poder identificar y tratar los factores causales en tu caso particular. No tienes por qué aceptar un diagnóstico de SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE  o pasar toda tu vida luchando contra esta enfermedad.

 

Ahora me gustaría saber más de ti. ¿Has sido diagnosticado con SÍNDROME DE INTESTINO IRRITABLE ? ¿Si es así, qué recomendó tu doctor? ¿Qué tan efectivos han sido los tratamientos? ¿Has analizado alguna de las causas potenciales que he mencionado en este artículo? ¿Qué has aprendido? Por favor comparte tu experiencia en la sección de comentarios.